México esta de manteles largos dado que el lunes pasado el gobierno mexicano hizo pública su Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC), producto de la Ley General de Cambio Climático (LGCC). Esto es sin duda un gran paso para México en este tema al poner un plan de acción para la mitigación y adaptación ante este fenómeno.

  • ¿Que es esta ENCC?

“La Estrategia Nacional de Cambio Climático es el instrumento rector de la política nacional en el mediano y largo plazos para enfrentar los efectos del cambio climático y transitar hacia una economía competitiva, sustentable y de bajas emisiones de carbono”

  • ¿Para que sirve?

Para describir “…los ejes estratégicos y líneas de acción a seguir con base en la información disponible del entorno presente y futuro, para así orientar las políticas de los tres órdenes de gobierno, al mismo tiempo que fomentar la corresponsabilidad con los diversos sectores de la sociedad. Esto con el objetivo de atender las prioridades nacionales y alcanzar el horizonte deseable para el país en el largo plazo”

Algo que debe de verse detenidamente es que la ENCC tiene una visión a 10, 20 y 40 años, entonces si las cuentas no me salen mal, para el 2050 México debería de ser un país que este cumpliendo los acuerdos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, ser un ejemplo para los demás países y, de cierto modo, asegurar un “próspero” futuro, por lo menos hasta el 2100, pero “…es importante mencionar que la Estrategia no es exhaustiva y no pretende definir acciones concretas de corto plazo ni con entidades responsables de su cumplimiento”, pequeño detalle. Esto tal vez lo pueda comprender porque me imagino que hacer la ENCC no es tarea fácil, y menos hacerla en 9-10 meses, pero no hay que dejar de ver que eso es al corto plazo, quizás este sea el primer paso de que México haga algo a largo plazo. Aunque todo eso se viene abajo cuando alguien definirá “…los objetivos sexenales y acciones específicas de mitigación y adaptación cada seis años, mientras señala entidades responsables y metas”. Yo espero que esos objetivos comiencen con la palabra “Continuar…” y que no cada sexenio se cambie la visión para lo urgente y no lo importante.

Son muchos los detalles que deben de revisarse a fondo por toda la comunidad, pero aun así aplaudo, me pongo de pie y hago una ovación, por los capítulos (donde está lo mero bueno):

  • Pilares de la política nacional de cambio climático (“…integra un breve análisis de la política en el país en cambio climático”)
  • Adaptación a los efectos del cambio climático (“…incluye escenarios climáticos y una evaluación y diagnóstico de la vulnerabilidad y capacidad de adaptación en el país”)
  • Desarrollo bajo en emisiones / Mitigación (“…incorpora un panorama sobre las emisiones del país, las oportunidades de mitigación, el escenario y las emisiones de línea base y trayectoria objetivo de emisiones”)

Cada uno merece revisarse por separado.

P.S. Algo que me preocupó demasiado es que el sur de Sonora y el norte de Sinaloa están en focos rojos (además de todo el sur del país).

P.S. 2. ¡Feliz Día Internacional del Medio Ambiente!